ECUSSON

Desde el 1919, la Casa Ecusson reinventa la sidra a través de sus creaciones originales. En el corazón de Normandía, en Livarot, los maestros sidreros Ecusson seleccionan y ensamblan con arte los sabores de cerca de 20 de las mejores variedades de manzanas de sidra normandas, para crear sidras refinadas y delicadamente afrutadas. 

EL SAVOIR- FAIRE DE LOS MAESTROS SIDREROS.

Ecussonner, en Normandía, es el arte de injertar un manzano para cosechar las mejores variedades de manzanas de sidra. Esta destreza representa la esencia de Ecusson.

Los maestros sidreros cultivan a 4 grandes familias de manzanas de sidra:

-Las manzanas dulces, ricas en azúcar.
-Las manzanas dulce-amargas, aportan el cuerpo.
-Las manzanas amargas, que gracias a sus taninos, aportan la estructura y el armazón.
-Las manzanas ácidas que ofrecen el poder aromático y el frescor.

Es gracias a un ensamblaje hábil de las diferentes categorías que los maestros sidreros Ecusson elaboran, desde 1919, sidras refinadas y delicadamente afrutadas.

FABRICACIÓN DE LA SIDRA.

La manzana y la cosecha.
Una gran sidra se obtiene de un ensamblaje sabio de varias variedades de manzanas de sidra. Las manzanas son cosechadas entre el 15 de septiembre y 30 de noviembre. Solo las manzanas de madurez perfecta permiten fabricar una buena sidra.

El arte de la mezcla y del prensado.
Después de la selección y el lavado, las manzanas son molidas o ralladas (raspadas) para facilitar la acción de la prensa. Sólo una trituración fina permite efectuar un buen prensado y extraer un zumo de calidad.

La maestría de la fermentación.
El zumo nacido del pressurage o prensado, llamado moût, es clarificado. El moût entonces es trasegado en una cuba donde se realizará la fermentación. Va a permitir al azúcar, contenido en el moût, transformarse en alcohol y en CO2, y desarrollar los aromas.

El embotellado.
La sidra es embotellada cuando aparece el estado de fermentación deseado. Una fermentación más o menos larga dará lugar a una sidra más o menos alcoholizada. Distinguimos 2 principales variedades de sidra, clasificadas según su tasa de azúcar y su grado de alcohol.

-La sidra dulce.

La sidra dulce tiene entre 1,5 y 3 ° de alcohol. Se trata de una sidra ligera y afrutada, habiendo fermentado menos tiempo que el brut. Su gusto accesible y su débil contenido en alcohol seducen a un gran número de público

-La sidre brut.

La sidra brut tiene entre 4 y 5 ° de alcohol. Es poco azucarada y posee aromas más caracterizados que la sidra dulce.